martes, 7 de agosto de 2007

Por que amo a Luz Casal



Hablar de Luz Casal es hablar de casi, 30 años en la historia del Pop Español. Nacida en La Coruña, Luz descubrio la musica cuando descubrio la vida misma. Desde muy pequeña estudio musica y ya de adolecente se metio en algunos proyectos musicales. A apartir de los inicios de los 80's es que inicio su carrera como solista con algunos singles. Durante los 80's llego su consagracion como solista, llegando a una madurez esquisita durante los 90's llegando a ser considerada como un icono dentro de la musica latinoamericana, gracias a profundas letras y la versatilidad que posee al tocar diferentes temas... y la esa voz!


Como ella lo dijo en alguna ocasion:


"Cantar por cantar es una cosa, pero echarle todas las vísceras a un tema es otro cantar."


Una de las caracteristicas en la musica de Luz son las soberbias interpretaciones que podemos hallar. La Señora Casal abre la boca y se desgarra cuando habla de la perdida de algun amor. Luz ha sabido como nadie, transmitir lo que canta. Por eso la adoro.


Razones para enamorarse de Luz Casal ( canciones alojadas en mediafire.com) :






Y como es costumbre en Pedro Almodovar, demuestra su buen gusto musical al incluir algunas canciones de Luz en sus Peliculas. Aqui una escena de la peli "Tacones Lejanos" en donde un Travestido Miguel Bose hace un Fonomimico del tema: "Un Año de Amor" de nuestra heroina.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchísimos amamos a Luz, yo me incluyo...es una Diosa, la mejor, sencillamente un ídolo y un gran ejemplo a seguir...es, como decirlo, es simplemente una artista y sé que el termino artista no le gusta para ella, ya que prefiere que la digan simplemente cantante, pero ella es una gran artista y es la mejor del mundo...

carlos dijo...

Hay muchas razones para amar a esta excelente artista y excelente persona.
En mi blog he publicado un comentario sobre su regreso a la actividad y la publicación de su nuevo disco, una magnífica noticia:

http://carlosjaviergalan.blogspot.com/2007/11/una-sencilla-alegra.html